domingo, 11 de junio de 2017

3 Buenas razones para dejar de hacer multitarea y 5 consejos para conseguirlo


Hasta no hace mucho creía que era productiva haciendo muchas cosas a la vez.

¡Mira, soy una máquina! Mientras estoy programando, aprovecho huecos para escribir el siguiente artículo del blog y entre medias estoy editando un vídeo. Además de por supuesto estar pendiente de whatsapp y todas las notificaciones. ¡Puedo con todo a la vez!

Dime, ¿tú también eres tan productivo como yo? ¿Tú también eres multitarea?

Pues déjame que te diga que, al menos en mi caso y a pesar de estar siempre haciendo muchas cosas, cada vez me sentía más lenta, más estresada y más bloqueada.

Así que hoy te voy a hablar de este concepto tan bonito de la multitarea y, aunque probablemente ya te imagines por donde voy, ¿a que a veces aunque sepamos que algo no nos beneficia seguimos haciéndolo y es bueno que nos lo vuelvan a recordar?  

EL MITO DE LA MULTITAREA

Para empezar, el término multitarea es erróneo. Las personas no podemos hacer más de una tarea a la vez. Nuestro cerebro no está preparado para eso. Lo que hace realmente nuestro cerebro son cambios de contexto continuos. Cambios de tareas. Task Switching.

No hace falta investigar mucho sobre la multitarea para descubrir que puede disminuir tu productividad hasta un 40% e incluso dañar tu cerebro a largo plazo.

Ese salto o cambio de contexto es más costoso de lo que creemos y nunca llegas a estar realmente concentrado en ninguna de las tareas.

LO QUE DICEN LOS ESTUDIOS CIENTÍFICOS

Según investigaciones realizadas en la Universidad de Stanford, las personas que son bombardeadas continuamente con varios flujos de información, es decir, que están haciendo multitarea constantemente, les cuesta más prestar atención, recordar información o cambiar de una cosa a otra. Les cuesta más que a los que hacen una tarea a la vez.

¿Aun así sigues pensando que tu si puedes hacer multitarea y eres más productivo?

Bueno, pues en el estudio compararon a dos grupos de personas en función de su tendencia a la multitarea y su creencia de que esto ayuda a su rendimiento.
Resulta que los que solían hacer más multitarea – y pensar que eso les hace ser más productivos -, eran de hecho, peores haciendo multitarea que los que normalmente hacían una cosa a la vez.

Los que tenían tendencia a la multitarea tenían más problemas en organizar sus pensamientos, filtrar la información relevante y por supuesto perdían más tiempo cambiando de una tarea a otra.

Y un dato aún más grave según los estudios, es que la multitarea puede bajar tu CI hasta unos 15 puntos. Más o menos como si hubieses estado fumando marihuana o despierto toda la noche.

¿No es para plantearselo?

Si aun no estás convencido te vamos a dar más motivos concretos para dejar de hacer multitarea:

MOTIVOS PARA NO HACER MULTITAREA

Baja tu productividad

Al revés de lo que solemos pensar, hacer varios cosas a la vez no ahorra tiempo.

De hecho tardamos más tiempo en acabar dos tareas o proyectos si estamos continuamente saltando de uno a otro que si nos centramos en uno cada vez.

Lo que si ahorra tiempo es agrupar tareas del mismo tipo para hacerlas a la vez como realizar llamadas o responder emails.

Cometerás más errores y te estresarás más

Cometes más errores cuando estás cambiando todo el rato de una tarea a otra, y más aún si son complejas y requieren concentración.

Además aunque no lo notes, estarás más estresado por tener que estar pendiente de varias cosas a la vez.

Te pierdes cosas a tu alrededor

Cuando vas haciendo dos o más cosas a la vez, no notas lo que pasa a tu alrededor.

Según un estudio de la Universidad de Western Washignton, el 75% de las personas que iban caminando por un parque mientras hablaban por teléfono no vieron un payaso montado en un monociclo que pasaba por delante. Le llaman “ceguera por falta de atención”.

¿Y COMO DEJO DE HACER MULTITAREA?

Vale si, la solución sabemos todos la que es: hacer una cosa a la vez.
Pero no siempre es fácil, ¿verdad?

Pues no, requiere de mucha autodisciplina y es algo que se entrena con el tiempo, pero te damos algunos tips para que puedas empezar desde ya:

Organiza tu tiempo en bloques

De esta forma tendrás más claro qué tarea vas a hacer en cada bloque y te será más fácil estar concentrado solo en eso.

Evita las distracciones

Es una de las reglas básicas de la productividad.

Cuando estés haciendo una tarea importante, aleja tu teléfono, desactiva las notificaciones, cierra Facebook y otras redes sociales. Desconecta internet si hace falta pero evita la tentación de distraerte.

Agrupa tareas parecidas para hacerlas juntas

Como ya hemos dicho, lo que sí ayuda bastante es agrupar varias tareas que requieren el mismo contexto para hacerlas todas a la vez como llamadas o emails.

Tim Ferris de La Semana Laboral de 4 horas es fan de esta técnica y el mismo dice que solo revisa el email una vez al día. Sí, puede que sea un poco extremo para el resto de los mortales, pero en vez de tirarte el día entero mirando tu correo cada 5 minutos, reserva dos o tres momentos al día en los que revisar el correo y mandar los emails que tengas pendientes.

Controla los impulsos

Cuando sientas el impulso de hacer otra cosa mientras estás haciendo una tarea, respira hondo y se fuerte.

A mi me pasa continuamente. Ahora mismo estoy escribiendo este artículo y en cuanto tengo la más mínima duda o me bloqueo por no saber cómo seguir, me viene el impulso de ir a ver el email o cualquier otra página. Y eso es porque no estoy en flow, no estoy completamente concentrada en la tarea.

Aprende a entrar en estado de Flow

Podemos decir que el estado de flow es un estado ideal de la mente en la que estás completamente concentrado en una tarea y el tiempo se te pasa volando.

Seguro que sabes a que me refiero. Pero la verdad es que entrar en este estado requiere de muchos factores y no siempre es fácil conseguirlo. Analizar cuales son te puede ayudar a replicarlo más veces.

Si te esfuerzas, poco a poco iras mejorando y notarás un cambio en tu productividad y tu tiempo.

A ninguno nos gusta sentirnos hacer mil cosas a la vez como locos y no tener las riendas. Toma el control y haz una cosa a la vez. Notarás la diferencia.

¿Qué opinas sobre la multitarea? ¿Como la manejas tu?


Gracias por llegar hasta acá, espero que esta información le haya sido útil y que la compartas con aquellas personas que creas que les será de utilidad,  ayúdame a que más personas lo conozcan y se beneficien, ¿Cómo?:

Envíalo por correo, Tuitéalo, Compártelo en Facebook o Dale un +1 al artículo

Recuerda seguir visitando mi blog y dejar tu comentario, para mí tu opinión es muy importante.

¡Gracias por tu ayuda en este camino de ayudar!

José G. Quintero E.
Twitter: @TGerencial
Email: tertuliagerencial@gmail.com
www.tertuliagerencial.blogspot.com

jueves, 8 de junio de 2017

5 Errores que afectan a tu productividad como emprendedor




Dar el salto de empleado a emprendedor no es fácil.

Emprender es una de las actividades más exigentes que existen porque requiere mucha autodisciplina y autogestión, entre otras muchas habilidades que nadie nos ha enseñado.

Ser capaces de priorizar, organizar y gestionar nuestro tiempo y a nosotros mismos es una de las claves para poder hacer realidad nuestros objetivos, pero a veces nos frenamos…

Por eso queremos mostrarte hoy 5 problemas graves que solemos tener los emprendedores y que afectan directamente a tu productividad y por consiguiente a tus resultados.

La parte buena, que todo se puede aprender y mejorar 

1. NO ESTABLECER UN OBJETIVO Y UN PLAN

No tener un objetivo y un plan es uno de los principales errores.

Y es que, ¿qué pasa cuando no tenemos claro el rumbo? Pues que nos acabamos perdiendo y llegando a un sitio diferente del que queríamos.

Esto lo tenemos claro, pero sin embargo, nos cuesta aplicarlo a nuestra vida y al día a día.

Sin objetivos concretos y tareas definidas, acabamos dando tumbos y sintiéndonos fuera de control. Pararte a pensar lo que quieres antes de hacer sin más, es un hábito que tienes que incorporar a tu rutina para asegurarte que todo lo que haces tiene sentido y un objetivo real.

2. LA MULTITAREA Y FALTA DE FOCO

A todos nos ha pasado, lo de pensar que por estar haciendo varias cosas a la vez, somos más productivos.

Pero déjame decirte que eso es totalmente falso, demostrado por la ciencia.

Esos cambios de contexto continuos merman la productividad, y si quieres más información, puedes leer este artículo sobre la multitarea.

Pero ¿por qué nos cuesta tanto hacer una cosa detrás de otra?

Bueno, pues esto realmente es la disciplina. La fuerza de voluntad, el saber domar nuestra “monkey mind” que está acostumbrada a una cantidad de estímulos increíble, y le cuesta enfocarse en una sola cosa.

Por eso siempre decimos que la meditación ayuda mucho en este aspecto porque te hace ser capaz de controlar esos impulsos y estar más concentrado.

Pero el mayor problema no es solo este tipo de multitarea diaria, a nivel de tareas y que va a hacer que estés más estresado y tardes mucho más en acabar cada tarea.

Hay otro nivel, que podría llamarse, multiproyecto o multiobjetivo que es igual o más negativo.

Esto es proponerse muchos proyectos y objetivos a la vez.

¿Por qué esto es malo?

Por algo obvio pero que a veces no nos paramos a pensar: Estar trabajando en varios proyectos a la vez, hace que tardes mucho más en ver resultados en cada uno de ellos.

Si tienes 3 proyectos que individualmente duran 1 mes, y los vas haciendo a la vez, vas a tardar 3 meses en ver algún resultado.

Y eso… desmotiva.

Lo que realmente nos tiene que obsesionar es ACABAR cosas. Solo acabando cosas y publicándolas, sacándolas ahí fuera, vamos a poder tener un feedback real.

No te fíes de tu percepción o tu intuición. De si piensas que está bien o mal, de si crees que aun debes mejorarlo más, de si va a tener sentido o no, ¡deja que te lo diga el mundo!

Por eso en vez de estar a varias cosas a la vez, céntrate en acabar una detrás de otra, y usa cada aprendizaje para la siguiente.

3. NO VALORAR TUS VICTORIAS

A la hora de emprender y de marcarse objetivos hay dos tipos de personas, dos mentalidades diferentes:

Negativos: Los que se enfocan en todo lo que les queda por hacer

Positivos: Y los que se enfocan en el progreso y en las pequeñas victorias

Pongamos que partes del punto A (situación actual), y quieres llegar al punto B (objetivo o meta deseable).Estamos de acuerdo en que en medio, hay un largo camino de trabajo en el que hay que ir resolviendo problemas y obstáculos que nos vamos a encontrar. Vale.

En un momento determinado puede que hayas avanzado hasta un punto intermedio. ¿Que pasa ahora?

Los Negativos, miran en resultado actual, lo comparan con el ideal y piensan en toooodo lo que aún les queda para llegar ahí.

Entonces se juzgan, se desmotivan y el día a día es muy frustrante. No importa lo que consigan, nunca será suficiente.

Su diálogo interno suele ser del tipo:

“Porque esos son mejores que yo…”
“No me apetece ahora”
“Esos tienen algo que yo no tengo”
“Esto no va a funcionar para mi”

Sin embargo, los positivos, miran el resultado actual y lo comparan con el inicio, miden el progreso y valoran todo lo que han avanzado.

Esto indudablemente genera confianza en uno mismo y más motivación para seguir trabajando y dando pequeños pasos.

El día a día es mucho más llevadero porque se centran en las pequeñas victorias y en el progreso.

Suelen pensar:

“¿Como puedo seguir los pasos de esta persona?”
“Yo también puedo conseguir lo mismo porque yo controlo mis acciones y mi esfuerzo, puedo hacerlo mejor cada dia y estoy dispuesto a aprender y mejorar.”
“¡He mejorado mucho desde que empecé!”

Fíjate que la mentalidad y sobre todo, la sensación de éxito que produce uno y otro es muy diferente habiendo conseguido lo mismo.

Uno se alegra por los avances en vez de estar obsesionado solo con el resultado final y con compararse con los demás.

¿Cual eres tu?

Todos alguna vez caemos en la trampa de juzgarnos y no valorarnos lo suficiente a pesar de los avances que conseguimos.

Esto se puede mejorar teniendo un sistema y unos hábitos que te permitan medir ese progreso de forma continúa para que tu confianza y motivación vaya en aumento.

4. PERFECCIONISMO PARALIZANTE

Este es uno de los problemas más recurrentes en los emprendedores.

“Voy a revisar este artículo de nuevo…”
“No tengo el curso preparado para lanzarlo…”
“Tengo que seguir formándome antes de ofrecer ese servicio…”
“Este texto no me convence…”

¿No te pasa que con la excusa de querer hacerlo todo tan perfecto acabas perdiendo mucho tiempo o incluso paralizado y bloqueado?

Lo que hay detrás de este perfeccionismo paralizante no es otra cosa que miedo. Miedo a equivocarte, a no tomar la mejor decisión, miedo al qué dirán, a no estar a la altura.

Aprende a convivir con el miedo. A avanzar sin tenerlo todo claro, a tomar acción imperfecta y ajustar por el camino y verás como empiezas a coger velocidad de crucero: Recuerda, mejor hecho, que perfecto. 

5. NO VALORAR TU TIEMPO Y NO SABER DELEGAR

Admito que esta es una de las que más me cuesta.

No porque piense que soy la única que sabe hacer bien determinadas cosas, ni mucho menos, sino porque me gusta aprender y experimentar yo misma.

Pero poco a poco me he dado cuenta de que hay tareas en las que aporto más que en otras. Hay cosas que puede hacer otra persona, probablemente mejor y más rápido que yo.

Sin embargo otras en las que tenemos que estar nosotros si o si. Como los vídeos por ejemplo.

No darte cuenta de esto y querer seguir haciéndolo tu todo, solo consigue que al final te conviertas en tu propio cuello de botella.

Sé que al principio, cuando aún no estás monetizando tu proyecto, cuesta ver esto, y no quieres invertir dinero en cosas que puedes hacer tu dedicando tu tiempo.

Pero mi consejo es que en cuanto empieces a generar ingresos, no caigas en el error de querer seguir haciéndolo tu todo porque así no conseguirás escalar y crecer.

Y no se trata de crecer para tener un imperio, sino de tener más libertad y dedicarte a lo que de verdad te gusta.

Valora tu tiempo y dedícalo a las tareas en las que realmente aportas valor y diferenciación.

Si te sientes identificado con todos estos errores, ojo! porque te pueden estar pasando factura sin darte cuenta.

Puede que pienses que cuando uno es el dueño de su negocio es normal estar siempre agobiado y estresado, no llegar a todo, tener que sacrificar tiempo con tu familia o amigos o incluso estar estancado y no evolucionar.

Esto no tiene porque ser así. Con un buen sistema y los hábitos adecuados, emprender no tiene por qué ser estresante.

¿Qué te ha parecido? ¿Cometes tu también estos errores?



Envíalo por correo, Tuitéalo, Compártelo en Facebook o Dale un +1 al artículo

Recuerda seguir visitando mi blog y dejar tu comentario, para mí tu opinión es muy importante.

¡Gracias por tu ayuda en este camino de ayudar!


                                                       José G. Quintero E.
Twitter: @TGerencial
Email: tertuliagerencial@gmail.com

www.teruliagerencial.blogspot.com

lunes, 15 de mayo de 2017

Como promocionar mi producto o servicio a bajo costo (o gratis PARTE 2)




En Como debo promocionar mis productos o servicios les escribí sobre como promocionar tus productos o servicios a bajo costo mediante acciones Online, el día de hoy les hablare acerca de las acciones Offline que tenemos a la mano.

Acciones de Promoción Offline

Por supuesto, las acciones online no son las únicas que te van a dar visibilidad, aunque es cierto que su alcance potencial es increíblemente superior.

Sin embargo, las acciones de promoción offline también van a dar mucha visibilidad a tu negocio o marca.

Tarjetas de presentación
                                       
Nunca salgas a ningún lado sin tarjetas de presentación, ni cuando sales de vacaciones, A cada persona a la que entregues Tarjetas de Presentación regálale dos y pídele que regale una a quién crea le pueda interesar. Esta sencilla acción a mí me ha funcionado muy bien.

El boca a boca

Que TODOS sepan a qué te dedicas: amigos, familia, vecinos, amigos de tus hijos, sus padres, su escuela, etc. ¡Todos!

Probablemente, la mejor publicidad de todas las que puede tener un negocio para su promoción. La recibe alguien que muy interesado o necesitado de servicios o productos como los nuestros,  la fuente es una persona de confianza del posible cliente y la experiencia con nuestro negocio ha sido positiva.

Cierto que el alcance es muy limitado, pero la efectividad suele ser altísima y, si lo hacemos bien, el nuevo cliente se convertirá en un nuevo prescriptor.

Alianzas estratégicas y/o intercambios.

Buscar alianzas entre negocios pequeños o entre emprendedores independientes con los que puedas complementar servicios y/o productos y generen sinergia entre ambos. Generar alianzas estratégicas con otras marcas para poder promocionar tus servicios o productos.

Capacitación

Puedes ofrecer cursos sobre tu área de especialidad para poder con esto ampliar tu red de contactos. Ofrecer dar conferencias gratuitas en diferentes foros para ampliar tus contactos y posicionar más tu reputación.

Encuentros / Ferias

Un clásico de la promoción de negocios. Conocer a alguien que te puede abrir puertas es un activo esencial para cualquier negocio. Por tanto, no dudes en acudir a cuantas ferias y encuentros profesionales te sea posible y en donde se concentren perfiles de interés para tu negocio. Pero piensa que no se trata de intercambiar tarjetas, sino de conocer a las personas. Que sepas lo que necesitan o les interesa y que ellos sepan lo que puedes ofrecerles y hacer por ellos. El intercambio de tarjetas solo es útil si después hay un seguimiento y nuevos contactos reales.

Buzoneo / flyers

Si tu negocio es local, otra forma de promocionarlo es optar por buzonear y repartir flyers o volantes en tu zona. Es barato y en poco tiempo te permite alcanzar una zona relativamente amplia.

En este caso, cuentas con la ventaja de conocer bien al público objetivo, con lo que puedes ajustar muy bien el mensaje. Ahora bien, busca una buena empresa que te ayude en esto y en el caso de querer repartir flyers en la calle por tu cuenta consulta antes la normativa local, porque no todos los ayuntamientos (ni todos los países) permiten el reparto de flyers en la calle.

Cartelería

La cartelería y la papelería es esencial para dar visibilidad a tu empresa, tanto en el entorno inmediato como en tus contactos comerciales. Por ello, diseña tu imagen de empresa, logos, logotipos, colores, tipografía y crea materiales con ellos.

Tarjetas de visita, papel con membrete y contacto, sobres, carpetas, etc., te van a ayudar a dar imagen a tu negocio y tiene un precio más que accesible.

Recuerda incluir tu dirección web y de correo electrónico en todas tus firmas e invita a que te sigan en redes sociales.

Además, los carteles ayudarán a dar a conocer tu negocio de una forma rápida y barata. Para ello:

Localiza las rutas y entornos habituales de tu público potencial y coloca publicidad de tu negocio.

Por supuesto, crea un escaparate o cartel impactante para tu fachada.

Piensa que puedes hacer un vinilo adhesivo y lo puedes colocar en tu coche o en una superficie magnética de poner y quitar.

Buzoneo / flyers

Si tu negocio es local, otra forma de promocionarlo es optar por buzonear y repartir flyers o volantes en tu zona.

Es barato y en poco tiempo te permite alcanzar una zona relativamente amplia.
En este caso, cuentas con la ventaja de conocer bien al público objetivo, con lo que puedes ajustar muy bien el mensaje.

Ahora bien, busca una buena empresa que te ayude en esto y en el caso de querer repartir flyers en la calle por tu cuenta consulta antes la normativa local, porque no todos los ayuntamientos (ni todos los países) permiten el reparto de flyers en la calle.

Prensa / Radio / Televisión

Sí, ya sé que vas a pensar que me he vuelto loco, pero recuerda que hay emisoras y prensa local en la que la publicidad te puede salir bastante económica.

Además, muchas de ellas pueden estar abiertas a posibles colaboraciones para crear programas o secciones de interés para su público y en el que tú puedas aportar tus conocimientos.

Intercambio de servicios

Al hilo de la anterior, la  última acción promocional que te propongo quizá se suene rara, pero funciona. Se trata de llegar a acuerdos con otras empresas o negocios con los que podamos compartir público objetivo pero a los que proveemos productos o servicios distintos. Es como el cross selling pero colaborando con otras empresas.

Imagina un taller mecánico, uno de pintura y una empresa de limpieza manual de coches. Mismo público objetivo pero distintos servicios. Además, si se da la circunstancia que seamos, a la vez, clientes y proveedores mutuos también podéis considerar la posibilidad de intercambiar servicios, lo que quizá no te venga mal cuando comienzas y andas justo de tesorería.

Merchandising

Los productos promocionales también son una fuente de promoción muy interesante para tu negocio. Pueden ser productos que estén relacionados con tu negocio y las necesidades de tus potenciales clientes, materiales de oficina personalizados (USBs, alfombrillas, etc.) o productos más genéricos como llaveros, gorras o camisetas personalizadas. Con ello estarás logrando estar presente en la vida diaria de tu cliente potencial e, incluso, que ellos mismos se conviertan en promotores de tu marca.

Conclusión

Bueno, pues aquí tienes algunas acciones que te ayudarán a promocionar tu negocio con un presupuesto económico. En algunos casos pagarás con lo que más sueles tener al principio, como es tiempo y ganas; en otros casos tendrás que invertir algo más de dinero, pero si lo haces con buenos profesionales te merecerá la pena hasta el último céntimo.

Gracias por llegar hasta acá, espero que esta información le haya sido útil y que la compartas con aquellas personas que creas que les será de utilidad,  ayúdame a que más personas lo conozcan y se beneficien, ¿Cómo?:

Envíalo por correo, Tuitéalo, Compártelo en Facebook o Dale un +1 al artículo.

Recuerda seguir visitando mi blog y dejar tu comentario, para mí tu opinión es muy importante.

¡Gracias por tu ayuda en este camino de ayudar!

                                                                                         Jose G. Quintero E.
Twitter@TGerencial
Instagram TGerencial
www.tertuliagerencial.blogspot.com